Deportes 09/02/2024

Una pausa en Las 24 para José Morante

El hombre que con 72 años de edad participó de manera ininterrumpida durante 38 años del gran concurso pesquero del Club Cazadores, no podrá estar presente este año. En una nota con La Voz del Pueblo contó el problema de salud que lo sorprendió después de la última edición, y habló de los afectos que cosechó en el evento que este fin de semana escribirá un nuevo capítulo

  • José Luis Morante junto a su hija Gloria.  José Luis Morante junto a su hija Gloria.
  • Una pausa en Las 24 para José Morante

Después que terminara la última edición de Las 24 Horas de la Corvina Negra en febrero de 2023, el suarense José Luis Morante emprendió el viaje de regreso a su ciudad, aunque no sin sobresaltos.

Él mismo cuenta que no han faltado las pinchaduras de ruedas, por ejemplo, en cada viaje de ida y vuelta hacia las playas de Claromecó para sumarse y formar parte de la fiesta pesquera que este año hará realidad la edición número 62.

Salvo que el cierre del año pasado tuvo un ‘contratiempo’ extra mientras transitaba por la zona comprendida entre Indio Rico y Coronel Pringles.

Un neumático para cambiar y un síntoma de enfriamiento en una de sus piernas, lo dejaron vulnerable en plena ruta por donde circulaba junto a parte de su familia.

“Entre Pringles e Indio Rico perdí la pierna ese día en que volvíamos después del concurso”, comentó José en un tono en el que mezcló su pena por no poder estar presente en ésta edición, pero en el que siempre deja entrever al hombre amable, sencillo y simpático que la familia pescadora de Las 24 conoce, desde hace 39 años.

Durante 38 años no faltó nunca. Y en ésta oportunidad si bien no podrá estar sobre la zona del Pozo de Alonso porque aún tras largos meses no cuenta con la prótesis que necesita para tener una mejor calidad de vida,  podrá estar presente a través de ésta nota.

Es el día de hoy que José no deja de sorprenderse por las muestras de afecto que ha recibido a lo largo de su participación el certamen de pesca que organiza el Club Cazadores de Tres Arroyos que lo ha reconocido, desde hace años, como un embajador del concurso. Y es por eso que lo invita en cada nueva edición y le envía la inscripción, como gesto a sus años de concursero fiel y divulgador de la experiencia que se vive en las playas del distrito de Tres Arroyos.

En la edición pasada incluso recibió un estremecedor apoyo de parte de muchos conocidos de la pesca después que se conociera la noticia de la muerte de su esposa, ‘la Gorda’, como él siempre la recuerda.

Pero remarcó de manera especial cómo fue asistido por vecinos pringlenses cuando lo vieron tirado al costado de la ruta en su viaje de regreso, el año pasado.

Su malestar había comenzado un tiempo atrás y también lo padeció –y se lo bancó- sobre el mismo concurso en Claromecó.

“Venía con síntomas y viendo a los doctores. Se enfermaron las arterias de las dos piernas. No tuve colesterol, no tuve diabetes, los análisis me salieron bien todos pero no me iba sangre a las plantas de los pies”, contó José.

Mientras recuerda la secuencia de cómo comenzó a sentirse mal, se le venía a la memoria cómo “un chico de apellido Di Croce que tiene un negocio en la avenida, y otro muchacho de Chaves” lo ayudaron y lo bajaron hasta su carpa. “No podía caminar y estaba arriba de la roca en el Pozo de Alonso”, apuntó.

“Pasó el concurso, lo pasé con unos dolores terribles, terminé y salí el martes para Suárez. No sé cómo cargué la camioneta, Dios me ayudó. La tenía re fría, helada”, comentó para recordar cómo se sentía su pierna más afectada mientras comenzaba su viaje de regreso.

“Salimos y entre Indio Rico y Pringles se pinchó la goma, me bajé y me caí. Y ya no daba más. Me mandaron de Suárez a Bahía (Blanca) con medicamentos para licuar la sangre. Llegué a Bahía, estuve un día en la unidad coronaria, y urgente de nuevo a Suárez para amputarme la pierna. Eso es lo que pasó”, describió el amable pescador que este año no se verá llegar con su Ford A modelo 1928.

 

La próxima

 

Ilusionado con poder regresar para la edición de 2025, José no se olvidó de saludar a una parte de los tantos afectos que cosechó durante las 38 ediciones en las que participó, y entonces mencionó especialmente a Eduardo Migliaro del Club Cazadores, a Carlos Burón del Camping Luz y Fuerza, a Carlos Ávila, Mary Souto, Martina Flórez, Armando Ruíz, ‘Puchi’ Erramuspe, ‘El Negro’ Pisciceli, Julián Lamberti y a los bomberos voluntarios de Claromecó.

“Te hacen emocionar, si no gané nada, es una historia muy larga la de Las 24”, comentó José – de 72 años de edad- mientras hilvanaba recuerdos del concurso que este año también lo extrañará. Pero sólo será hasta el año que viene.

Comentarios