Locales 29/01/2024

Fiscal e impositiva: Crónicas de un gobierno que no sabe para donde va

La semana pasada el Ejecutivo Municipal realizó una serie de movimientos poco claros respecto de la situación que más le preocupa: El aumento de tasas y el tratamiento del Presupuesto Municipal de cara a afrontar un año que se perfila como conflictivo por lo menos. ¿Utilizó a los medios de comunicación para que le den el aumento de tasas que pretendía?

Fiscal e impositiva: Crónicas de un gobierno que no sabe para donde va

La semana pasada fue quizás la primera semana política movida del año dado que desde el área de prensa emitieron un comunicado el día martes que reflejaba la supuesta intención del bloque de Concejales de Juntos por el Cambio de “dejar sin recursos al Municipio”, dicha postura se expresó claramente al manifestar que “el Departamento Ejecutivo brindará una conferencia de prensa, preocupado por la negativa y dilación del bloque de Juntos por el Cambio de tratar la ordenanza fiscal impositiva, con el único propósito de dejar ´sin recursos´ al Municipio”.

Tal como lo había anunciado el comunicado, se convocó una conferencia de prensa para el día miércoles a las 9:30 de la mañana en el despacho del Intendente para “exponer” dicha situación que estaría atravesando el Municipio producto del no tratamiento del tema y la no aprobación del aumento de tasas propuesto inicialmente por el gobierno que promediaba el 190% de incremento.

En un movimiento un tanto extraño, el mismo miércoles se anunciaba por la mañana que dicha conferencia pasaría para las 11:00 del mismo día y luego se anunciaría que la misma finalmente sería suspendida.

Poco tiempo después, el equipo de prensa municipal emitió un comunicado que señalaba que el intendente Ricardo Moccero se había reunido los concejales de Juntos por el Cambio por la ordenanza fiscal impositiva el mismo miércoles, demostrando cuanto menos una total desprolijidad en el tratamiento de un tema tan sensible e importante no solo para el Intendente Municipal y cada una de las dependencias, sino para quienes deben soportar los aumentos: los contribuyentes.

En dicho comunicado se reflejaba “la buena predisposición de los concejales de la oposición que se acercaron y participaron de la reunión preocupados por alcanzar consensos; pensando en el bienestar de toda la población, con el principal objetivo de que el impacto económico no afecte el sistema de salud pública ni los servicios municipales”.

Resulta bastante sencillo demostrar que la única intención del intendente Ricardo Moccero fue la de utilizar el anuncio de una conferencia de prensa para exponer que “los ediles de Juntos por el Cambio no querían sentarse a tratar el aumento de tasas” ¿para qué?, para lograr su propósito utilizando a los medios de comunicación, que le dieran el aumento de tasas que pretendía.

Una verdadera vergüenza el utilizar el aparato de prensa para conseguir su único objetivo. En un gobierno que si de algo no carece es de experiencia suficiente para entender que para lograr consensos primero es necesario ofrecer los espacios para alcanzarlos.

Es imposible lograr acuerdos desde la amenaza o la utilización del aparato político del que dispone para imponer su posición, mucho menos cuando dicho gobierno posee la presidencia del HCD.

Como es posible que un día los concejales de Juntos por el Cambio son imprudentes y quieren dejar al municipio “sin recursos” y al día siguiente el propio Intendente pondera, según el comunicado que envía su equipo de prensa, la buena predisposición de la oposición de sentarse a dialogar.

En lugar de utilizar un comunicado de prensa o convocar a una conferencia para “exponer la irresponsabilidad de la oposición” ¿a alguno se le ocurrió agarrar un teléfono, llamar a los presidentes de los bloques y convocar a una reunión para intentar acercar posiciones si la situación era de tal importancia?, la respuesta es simple: no, es más fácil amenazar con una conferencia para que la oposición “reaccione” y se siente a dialogar, un verdadero papelón.

Aún más lo que se quiso destacar de dicho encuentro reafirma el grado de imprudencia al expresar que “primó el diálogo en pos del bienestar de la población de Coronel Suárez”, porque no dialogaron antes muchachos…

¿Los concejales de la oposición son buenos o malos? Sería necesario que se pusieran de acuerdo y no utilicen a los medios de comunicación como simples objetos de presión y adoctrinamiento.

Finalmente el viernes por la mañana, Ricardo Moccero convocó a una nueva reunión para volver a hablar de que su “mayor preocupación es el área de salud y los trabajadores”.

Ahí señaló los brutales aumentos “que superan el 700% en insumos sanitarios y medicamentos; sumado al incremento en combustible, repuestos viales o el alquiler de residencias universitarias”, entre algunos porcentuales que citó sin especificar desde cuándo se perciben dichos aumentos. Nuevamente en la conferencia indicó que trabaja con los concejales de Juntos por el Cambio para “avanzar en la pronta aprobación del presupuesto y la ordenanza fiscal impositiva que le permita afrontar la administración y el pago de los salarios a los trabajadores”.

“Debido a la gran incertidumbre económica, la población necesita más que nunca recibir atención en nuestro hospital municipal; los insumos sanitarios como así también los medicamentos han escalado porcentajes históricos y generan una gran preocupación; como así también la inversión que requiere el mantenimiento de la neonatología” señalaba Moccero en conferencia de prensa.

El Intendente explicó y detalló los importantes aumentos de insumos y la incertidumbre económica por la que atraviesa el país y que golpea directamente al Municipio “registrándose aumentos que superan el 700% en medicamentos como así también en el costo de residencias estudiantiles en un 290%, combustibles un 300%, cubiertas 400% entre otras subas que hacen imposible sostener los servicios que el Municipio presta a la población”.

“Las residencias se pagaban con fondos educativos que venían de Nación, no sabemos si van a seguir ingresando al Municipio; hoy no tenemos el apoyo del Gobierno Nacional”, se lamentó.

 

El ajuste municipal

 

A principios de mes, el Secretario de Gobierno y Seguridad Gastón Duarte, en conjunto con el Secretario de Hacienda, Claudio Diez, difundieron un video donde expresaban el ajuste sobre el que trabajaría el Ejecutivo como un gesto para no engrosar el aparente rojo en las arcas municipales.

Dicho ajuste, según se pudo averiguar desde este medio, sería cuanto menos cuestionable dado que en la práctica se habrían realizado nombramientos sin cargo, pero con sueldo al fin, en el último mes. Peor aún es la situación cuando desde los diferentes sectores se expresa cuales serían las funciones de dichos funcionarios y las aptitudes para alcanzarlos.

En la conferencia, el Intendente intentó precisar “que desde hace varios meses se realizaron “recortes y ajustes” en cargos políticos, horas extras, bonificaciones, lo que generó ahorros que posibilitó el pago de sueldos”, hecho que en la práctica cuanto menos resulta cuestionable.

Al respecto indicó que “el porcentaje de aumento superó el 133% y con los recortes y ahorros generados en los últimos meses por el Ejecutivo, analizan aportar una suma fija para acompañar el desfasaje inflacionario y que no se deteriore el salario”.

“Les pedí a los concejales de Juntos para el Cambio dictaminar los primeros días de marzo para garantizar el mantenimiento del hospital municipal; no podemos permitir problemas por no poder comprar medicamentos; el Municipio necesita fondos para brindar los servicios que la población necesita”, remarcó Ricardo Moccero.

Hubiera sido oportuno que, en lugar de convocar a una conferencia de prensa para conseguir un acercamiento con el arco opositor para conseguir un aumento de tasas, se hubiera realizado para explicar con detalle en que partidas y de qué manera se iban a realizar dichos ajustes. Este medio intentó comunicarse con funcionarios que prefirieron no hablar dado que la medida había ´sido bien recibida por la población´, según expresaron.

 

Como sigue

 

La propuesta que presentó inicialmente el Ejecutivo solicitando un aumento de tasas del 190% en promedio fue rechazada y, luego de diferentes negociaciones, habrían alcanzado un acuerdo en el orden de un incremento del 140% en promedio que es el porcentaje que hasta el cierre de esta edición sería el acordado por ambas facciones.

La novedad de la incorporación de una cláusula de actualización según los índices RIPTE y del IPC con una actualización semestral fue lo que se destacó de la previa de la discusión de las ordenanzas Fiscal e Impositiva para este 2024.

Comentarios