Locales 04/10/2023

La “Casa de Tango” brilló en “La noche del turismo”

El pasado sábado 30 de septiembre se llevó adelante en nuestra ciudad “La Noche del Turismo”, iniciativa del Centro Cultural “San Francisco de Asís” (IG: @CulturalSanFrancisco - Av. Alsina 249) junto a la guía turística local Sra. Adriana Rosetti. Desde este marco se desarrolló en el Centro Cultural una nueva jornada musical de la denominada “Casa de Tango”. 

  • La “Casa de Tango” brilló en “La noche del turismo”
  • La “Casa de Tango” brilló en “La noche del turismo”

A lo largo de la noche, posterior al inicio de la caminata guiada, en el Centro Cultural se llevó adelante el "Almacén de Libros" y la "Casa de Tango". Desde las 19 Hs hasta las 22:30 Hs, en el Cultural "San Francisco" se vivió una noche espectacular entre libros, turismo, café y tangos.

La Sra. Olga Kloster junto a algunos de sus alumnos del curso de iniciación al tango bailaron diferentes piezas musicales para todos los que se hicieron presente, homenajeando a referentes tangueros suarenses como Juan Carlos Zeki, Enrique “Tarasca” Zaballa y el señor Albino Lang.

Familiares y amigos de los artistas suarenses se hicieron presentes en el sentido homenaje, donde con mucha música se recordaron trayectorias y los importantes aportes realizados a la cultura local.

De esta manera a lo largo de la noche, la “Casa de Tango” volvió a brillar en el microcentro de la ciudad, recreando una vez más los tradicionales encuentros tangueros como se realizaban en los conventillos y casonas porteñas.

La profesora Olga Kloster es la encargada de llevar adelante las clases de enseñanza de tango en el Cultural “San Francisco”. Con trayectoria reconocida, profesionalidad técnica y el especial trato característico con sus grupos de alumnos de diversas edades, Olga enciende el parlante los martes y jueves de cada semana con tradicionales acordes tangueros e invitando a aprender el tango a través de la técnica y los sentimientos, porque para aprender a bailar también hay que aprender a sentir la música. “El tango, su música, su historia, aprender y enseñar su danza son mi pasión, es lo que me moviliza a crecer y mejorar en todos los aspectos. Para mí bailar es una manera de meditar. Enseñar es mi esencia, es definitivamente para lo que nací” expresa Olga recientemente destacada en Tres Arroyos por su labor tanguera en la ciudad y región.

Por su parte, el Centro Cultural “San Francisco”, promueve mensualmente la “Casa de Tango” con total apertura a la comunidad siendo este el espacio ideal para la práctica social de los alumnos y el encuentro con otros tangueros.

Este año, el proyecto “Casa de Tango” es el principal desafío del Centro Cultural. Dicho proyecto tiene como primordial objetivo sembrar en la ciudad una renovada manera de promover el tango, el folclore de la ciudad, la danza más admirada por los turistas extranjeros.

“La propuesta de Olga y las ideas que hay sobre la casa de tango son una inversión a futuro que tendrá próximamente un impacto muy positivo en la comunidad, impacto que permitirá lograr nuestro objetivo que es la creación de una `nueva´ generación tanguera, y cuando hablamos de generación no es exclusivamente en cuestiones de edades, será la generación que recibirá la posta para continuar la tarea de promoción del estilo musical” expresa Sebastián Andes director del Centro Cultural “San Francisco de Asís”

La propuesta resulta desafiante para el Centro Cultural suarense por varios motivos, primeramente porque se trata de una metodología de promoción novedosa para la comunidad (literalmente una “casa” de tango) y luego porque se trata de un espacio totalmente independiente, es decir, sin ayuda gubernamental ni partidaria, lo cual la propuesta de enseñanza y promoción del tango es posible gracias a los apasionados que se acercan, la valoran y realizan una tarea constante dándole vida al tango en la ciudad desde un esfuerzo colectivo, a todo pulmón, paso a paso, con la paciencia y la calidad necesaria para llegar a la meta planteada.

En lo que va del presente año, ya se realizaron varias ediciones de la “Casa de Tango” y todas fueron diferentes en su desarrollo pero en cada una, sin dudas, se vivió con pasión el tango. La tarea es constante, pero considerando el momento social que estamos viviendo y las características de la comunidad destino, la propuesta está resultando un éxito.

Refiriéndonos específicamente a la noche del turismo, se puede decir que frente a la actual crisis económica, hasta la gran ciudad de Buenos Aires tiene que sacar a relucir sus pasiones para salir adelante.

Actualmente en Buenos Aires hay un promedio de 30 milongas por noche. El tango es una pasión que no descansa y que siempre fue una de las mayores atracciones para el turismo. Por ejemplo, en la esquina de Estrada y Del Barco Centenera, en el barrio porteño de Chacabuco, en un local de piso de baldosa se encuentra “La Tierra invisible”. Esta pequeña milonga porteña abrió sus puertas simplemente con el tango como motivación. Desde afuera se escucha el ritmo del piano y el rechinar del bandoneón del dúo Tango Cañón, que regentea el lugar. Hoy la música en vivo es un lujo que no pueden darse otras milongas obligadas a resignar músicos y bailarines por los costos que no paran de aumentar.

El reconocido historiador argentino Felipe Pigna señaló hace muy poco a la prensa que en sus letras el tango siempre reflejó las crisis y el sufrimiento de la clase trabajadora. A través de “Yira- yira” el compositor Enrique Santos Discépolo lo narró en el año 1929: "Cuando no tengas ni fe/Ni yerba de ayer secándose al sol/Cuando rajes los tamangos (zapatos)/Buscando ese mango (peso) Que te haga morfar (comer)".  Los tangos sociales de Discépolo se van actualizando con cada crisis. Uno escucha tangos de hace casi 100 años que lamentablemente cobran vigencia", agregó Pigna.

Adaptadas para todos los gustos, estilos y bolsillos, incluso gratis como “La otra”, una milonga que funciona en la plaza frente al Congreso Nacional en cuyos recovecos se cobijan indigentes para pasar las noches. En ese lugar, Valentín Rivetti, un bailarín de 24 años, se gana la vida dando clases a cambio del dinero que el alumno pueda o quiera aportar. "Estamos aquí para brindar un espacio libre, en donde podemos bailar tango sin necesidad de hacer una gran inversión" expresó Rivetti en diálogo con la prensa interesada en la situación actual del tango en la gran ciudad.

Sin dudas, el milonguero, si puede, sale todos los días, pero cuando el poder adquisitivo aprieta no es sencillo, han cerrado muchos espacios por la crisis. Ana Bocutti la vicepresidenta de la Asociación de Organizadores de Milonga quien se encarga de llevar a la pista a 200 parejas en la tradicional milonga “Yira-Yira” expresó a la prensa: "A veces se ve lleno, pero no todos pagan, es para mantener vivo el ambiente. La crisis económica se aprecia con solo mirar las mesas", expresó Bocutti.

Por su parte, la frutilla del postre de la gran ciudad, el “Mundial de Tango” que organiza la alcaldía de Buenos Aires, revitaliza en el año el ambiente milonguero con los dólares que traen turistas extranjeros. Laila Rezk, bailarina y dueña del club “El Nuevo Gricel” señaló a la prensa que "a la crisis, que hay mucha y se siente hoy día más que nunca, se suma la incertidumbre que trae el año electoral. Hoy todos están cuidando su dinero, pero en Gricel no nos podemos quejar, hay otras milongas que la están pasando muy mal", concluyó en diálogo con la prensa que informa sobre la crisis de los pequeños espacios milongueros, aquellos que no tienen el acompañamiento de las empresas turísticas encargadas de "llevar" a los turistas.

La “Casa de tango” de Coronel Suárez que nació hace unos meses de la mano del Centro Cultural “San Francisco de Asís” insiste desde la pasión y su objetivo cultural, sin hacer foco en el número de asistentes, mirando a futuro, proyectando el crecimiento de su propuesta. Se trata de un verdadero trabajo en equipo, con constancia, con mucha pasión y sobre todo con mucha música.  

Para la próxima temporada de verano se proyectan renovadas ideas que seguramente estimularán el crecimiento de la “Casa de Tango” en la comunidad. También se piensa en retomar las intervenciones en la ciudad con la propuesta "Estación Tango" entre otras ideas.

(Centro Cultural San Francisco)

Comentarios