Economía 19/09/2023

El dólar blue trepa a $738, mientras los precios se recalientan y expertos advierten por el final de la estabilidad cambiaria

El dato de inflación de agosto marcó el final del "veranito" del Indec, por lo que advierten por nuevas subas para el dólar blue. Conocé todos los motivos.

El dólar blue trepa a $738, mientras los precios se recalientan y expertos advierten por el final de la estabilidad cambiaria

 

En el arranque de la semana dólar blue cerró este lunes con una suba de ocho pesos a $738 en las cuevas del microcentro porteño. En tanto, el contado con liquidación (CCL) se ubicó en $734, mientras que el MEP lo hizo a $679.. Tras el salto discreto en el tipo de cambio oficial posterior a las elecciones PASO del 13 de agosto, varias consultoras destacaron el rápido traslado a precios de esta decisión, ya confirmada por el INDEC al publicar las cifras para agosto, con una variación de +12,4% en el índice general, por encima de +6,3% de julio.

No sólo es el mayor registro mensual desde febrero de 1991, sino que las perspectivas hacia adelante muestran que la aceleración podría profundizarse. Lo cual, queda demostrado en el último REM difundido por el BCRA, con la mediana de analistas esperando un dato similar para septiembre, con datos incluso mayores a partir de diciembre. Sumado a esto, Gabriel Rubinstein comunicó que, desde la Secretaría de Política Económica, cada viernes difundirán la actualización semanal sobre el avance de precios. De este reporte se desprende que, en la primera semana completa de septiembre, la inflación fue de +2,1%, consistente con una tasa efectiva mensual cercana a +9,3%.

Es que el IPC del Indec venía de un "veranito": 6,3% había marcado en junio y julio, bastante por debajo del 7,8% de mayo y del 8,4% de abril. Una nominalidad superior al 6% mensual, no obstante, no deja de ser fatídica en términos del deterioro del poder de compra y la calidad de vida en general.

Es que la probabilidad de tener una aceleración inflacionaria en los meses venideros es muy alta. De hecho, estimaciones privadas ya señalan que la inflación de septiembre se ubicaría en torno al 10%. Hay que tener presente que la moderación de precios que vimos de los últimos meses respondió más a la estacionalidad de la micro que a los fundamentos de la macro.

En este contexto, fuentes de mercado apuntaron que ante la aceleración inflacionaria y la incertidumbre política "los agentes volverán en el corto plazo a utilizar a los dólares libres como método de cobertura ante la cercanía del hito electoral".

 

Un problema que es y no es electoral

 

Desde la consultora porteña Omega se señaló que la dinámica de precios relativos está ocurriendo con independencia de la incertidumbre del proceso electoral. Y si se adiciona este factor a la ecuación, el incremento acumulado de los dólares libres superior al 100% en lo que va del año, mediante remarcaciones y ajustes por las dudas, "amenaza con acelerar las revoluciones de la nominalidad".

"Dependiendo de los resultados que se observen a partir del 22 de octubre, este proceso de huida del peso podría aliviarse o agravarse, pero jamás detenerse. Para eso, hace falta un plan económico técnicamente sólido y creíble que ordene la macroeconomía para alinear los incentivos microeconómicos y dar certidumbre", precisaron.

Para la consultora, la devaluación oficial del peso no solo no fue gratuita, sino que probablemente el efecto dominó se sentirá más aceleradamente sobre otras variables nominales.

"Como ya sucedió en otros momentos de la historia, el pass through (traspaso a precios) tuvo y tendrá un fuerte impacto inflacionario, y, consecuentemente, erosionaría aún más el bolsillo de los argentinos", alertaron.

Si bien la literatura económica asegura que en una economía "normal" que no está acostumbrada a semejante aceleración nominal, los traslados a precios de una devaluación son más moderados y pueden llevar años, "Argentina siempre es un caso de estudio aparte".

"Desgraciadamente, se está transitando un nuevo régimen de inflación en donde el traslado a precios sea casi instantáneo. Los argentinos ajustan por devaluación, por expectativa de devaluación, por paritarias y por aumentos de los dólares libres. Es innegable que lo electoral acelera todo esto y que la calma de los dólares libres vista en septiembre solo durara este mes. Con el hito electoral cada vez más cerca, la demanda por cobertura cambiaria se fortalecerá.", explicaron.

 

Lo que se anticipa para septiembre

 

Las consultoras privadas y bancos que integran el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que realiza mensualmente el Banco Central estimaron en 12% la suba de precios al consumidor (IPC) nacional para septiembre, 0,3 puntos porcentuales por debajo del 12,3% registrada en agosto.

El mercado anticipa que la inflación mensual se moderará en octubre hasta 9,1% mensual, tras un 12% mensual estimado para septiembre, y que alcance al 169,3% interanual en diciembre.

Por otra parte, los analistas coincidieron en que esperan un tipo de cambio estable hasta octubre, en torno a $350 por dólar, tal como fuera anunciado tras la recalibración del 14 de agosto.

Respecto de la tasa de interés, dijeron que esperan una adecuación gradual de la tasa de interés en los próximos meses, de forma tal que la tasa de interés BADLAR (tasa efectiva mensual de plazo fijo) se ubique en 9,3% mensual en septiembre y en 9,5% mensual en octubre.

Los participantes del REM continúan esperando una caída del PIB en torno al 3% para este año, desempeño en gran medida influenciado por el impacto de la sequía durante el segundo trimestre del 2023.

En cuanto al desempleo, las expectativas son que se mantenga en torno a los niveles mínimos históricos actuales y sin cambios significativos en las expectativas del mercado.

(Iprofesional)

Comentarios